Portento (Español)
Sensación Adolescente
Last update: 3rd May 2022, 4:37 AM
Webcomic avatar

Webcomic description

Portento es un comic semanal serializado sobre un superhéroes. Es una historieta clásica dentro del género, con un poco de humor para mantenerla divertida.

Escrita y rotulada por MaGnUs, dibujada por Carla Rodrigues, con grises de Pedro Carvalho.

Click en “Primero” para empezar desde el principio, o mirá en nuestro Archivo para encontrar una página específica. También podés leer la serie en Portuguésl, o en inglés.

Authors

MaGnUs
MaGnUs
Martín A. Pérez (AKA MaGnUs) writes short stories, articles, comics and radio plays. One of his short stories has been published in the book Contagion: War Stories, and an essay of his apears in "Teenagers from the Future: Essays on the Legion of Super-Heroes.". His articles have appeared online or in print magazines like Inforol, Ururol, Kryptonian Cybernet, and Strange Days, while he's currently writing for GeekGirls Online, G.A.S. Comics, and other sites. He co-produces and co-hosts a radio show about comics and related subjects, Perdidos en el Eter. An active part of Uruguay's fan scene, he's one of the creators of Montevideo Comics, the first local convention (since 2002), and one of the founders of Caballeros de Montevideo, which promotes RPGs through charity events. MaGnUs works in tech support, and is happily married to his wife Cindy, with whom he has a son, Gabriel, who ever since his birth has been marked to become yet another nerd... just like daddy!

Most recent comments left on Portento (Español)

MaGnUs
Esta historia salió el año pasado en Plan H, y me olvidé de publicarla por acá.

Por fin vemos la batalla entre Hammerfall y Rattling Skull, referenciada aquí hace años.
Author Note
MaGnUs
"NOCHE DE BRUJAS"

Las "Brujas de la Noche" fue el apodo que le dieron en la Segunda Guerra Mundial los alemanes a las aviadoras del 588º Regimiento de Bombardeo Nocturno (luego conocido como el 46º Regimiento "Tamán" de Guardias de Bombardeo Nocturno) de las Fuerzas Aéreas Militares soviéticas. En el alemán original, les llamaban "die Nachthexen", en ruso Nochnye Vedmy (Ночные ведьмы); este nombre provenía del hecho de que las pilotos apagaban los motores de sus aviones antes de llegar al objetivo, planeando cierta distancia antes de lanzar sus bombas. Los alemanes comparaban el leve susurro de las aeronaves en el aire con el de una escoba surcando por el cielo.

Se dice que los alemanes tenían varias teorías para explicar el éxito de estas mujeres en sus bombardeos. Algunos decían que eran todas criminales, ladronas expertas que habían sido enviadas al frente como castigo, otros que habían recibido inyecciones especiales que les conferían visión nocturna. Tan temidas eran las misteriosas bombarderas, que, supuestamente, cualquier alemán que abatiera una recibiría automáticamente la Cruz de Hierro.

Aunque las mujeres estaban excluidas del combate, gracias a la presión ejercida por la Mayor Marina Raskova, el 8 de octubre de 1941 se emitió una orden para formar tres unidades aéreas femeninas, incluyendo el 588º. Bajo el liderazgo de la Mayor Yevdokiya Bershanskaya, todas las pilotos eran mujeres de entre 17 y 26 años.

La estrategia del 588º era una de hostigamiento, mediante bombardeos nocturnos a los campamentos donde las fuerzas nazis se encontraban descansando. Esto producía un efecto psicológico de inseguridad en las filas germanas, más aún que las pérdidas humanas y materiales que les causaron. El regimiento llegó a componerse de 40 tripulaciones, conformada cada una por dos aviadoras, y en sus más de 23.0000 vuelos de combate descargaron alrededor de 3.000 toneladas de municiones, de las cuales 26.000 bombas eran incendiarias. Se convirtieron en la unidad femenina más condecorada de la fuerza aérea soviética, algunas integrantes volaron más de 800 misiones cada una, y veintitrés de sus componentes fueron condecoradas con el título de Héroe de la Unión Soviética. En contrapartida, sufrieron treinta fatalidades en combate, de un total de 261 integrantes del regimiento durante el conflicto.

El avión utilizado por el regimiento era un biplano Polikarpov Po-2, diseñado en 1928 y destinado en principio para ser utilizado como avión de entrenamiento y para fumigación. Por su rol agrícola, se los apodaba "Kukuruznik"; fumigador de maíz. Podían llevar solamente dos bombas cada vez, por lo que era necesario realizar varias incursiones diarias. A veces cada tripulación debía salir hasta 18 veces en una sola noche. A pesar de la lentitud y la total falta de idoneidad de las naves para la tarea, sus pilotos aprovecharon sagazmente su maniobrabilidad.

Los primitivos aviones ("ataúdes de madera y lona", los llamó una de las brujas) carecían de instrumental básico; la navegación se hacía con un mapa y un cronometro. Tampoco tenían ametralladoras, no tenían otra forma de defenderse de aviones enemigos que maniobrando. Si eran alcanzados por balas alemanas, podían consumirse rápidamente en llamas. Las tripulantes no llevaban paracaídas, debido al peso de las bombas, y a la baja altitud a la que volaban, que haría inútil un salto para salvar sus vidas.

Nadezhda Vasilyevna Popova, una de las primeras jóvenes en alistarse, contó en 2003 a una revista que en su misión inaugural dos de sus amigas murieron. "Me ordenaron volar de nuevo de inmediato. Era la mejor manera de evitar pensar en lo que había pasado. Prácticamente cada vez que salíamos, teníamos que atravesar un muro de fuego enemigo." Una vez, tras apenas completar con vida un bombardeo, Popova contó 42 agujeros de bala en su frágil avión.

Pero lo rudimentario del equipo fue convertido en una ventaja por las arriesgadas aviadoras: su táctica usual era volar apenas a unos metros por encima del suelo, ascendiendo súbitamente antes de llegar al objetivo. Luego, apagaban el motor para bombardear planeando. Además, la velocidad máxima que alcanzaba un Kukuruznik era inferior a la velocidad mínima a la que podían volar los aviones alemanes sin perder fuerza de sustentación y descender. Esto dificultaba el combate aéreo contra los aviones del 588º.

Los Polikarpov volaban cada uno con una piloto adelante, y una navegante atrás. Los primeros aviones iban como carnada, atrayendo a los reflectores alemanes, mientras lanzaban bengalas para "pintar" los objetivos para sus compañeras. Atrás venían los otros aviones, volando en "modo sigiloso", brujas en sus escobas, el viento silbando levemente entre los tirantes de las alas. Sin comunicaciones de radio (no tenían), demasiado pequeños para ser detectados por radares, los Po-2 eran prácticamente fantasmas.

Sus camaradas varones al principio las desdeñaban, burlándose de su femineidad. Decían que usaban los lápices de navegación para delinearse los ojos, o para pintar flores en los aviones. Pronto enmudecerían, sin embargo, ya que, durante su tiempo en combate, el 588º (luego 46º) dañaría o destruiría númerosos objetivos, contribuyendo enormemente al éxito soviético en los frentes donde actuaron.

A pesar de los resultados y condecoraciones, el regimiento fue disuelto seis meses después del fin de la guerra. Cuando se realizó un gran desfile de la victoria en Moscú, no fueron incluidas. Según las autoridades, sus aviones eran demasiado lentos.

Popova, que falleció en 2013 a los 91 años, seguiría asombrada del arrojo que tuvieron ella y sus compañeras por muchos años. "A veces cierro los ojos y contemplo la oscuridad. Todavía puedo verme como una joven muchacha, ahí arriba, en mi pequeño bombardero. Y me pregunto a mí misma: ‘Nadia, ¿cómo lo hiciste?’"

La protagonista de nuestro comic, Valya (Valentina) y sus compañeras muertas por el cyborg nazi sin nombre, son un homenaje a estas temerarias mujeres.
Author Note